Magnesio, un mineral con grandes beneficios para la salud

El magnesio es un mineral muy necesario y abundante en nuestro organismo. No es muy común detectar casos de carencia de magnesio ya que con una buena alimentación se cubren las necesidades diarias. No obstante su toma en suplementos cada vez es más frecuente debido a sus importantes beneficios para la salud.

Beneficios del magnesio

Como hemos mencionado, nuestro cuerpo presenta un contenido en magnesio bastante elevado. La mayor parte se encuentra en los huesos, y el resto se reparte en músculos, tejidos y sangre. De hecho, todas nuestras células poseen un porcentaje de magnesio necesario para llevar a cabo procesos bioquímicos en nuestro organismo. Esto lo convierte en una fuente mineral indispensable con muchos beneficios para nuestra salud.

Algunos de sus beneficios son la mejora contra el estreñimiento o  las indigestiones, funcionando como un regulador de procesos digestivos y disminuyendo la acidez estomacal.

También desempeña un papel importante a nivel energético ya que favorece un aumento del rendimiento físico y mejora el metabolismo óseo en casos de fatiga o cansancio.

Favorece el aumento de la presión arterial y el alivio frente a ataques de migrañas. Además, existen estudios que demuestran la relación de niveles bajos en magnesio con cuadros depresivos y alteraciones en el estado de ánimo, diabetes y SPR (síndrome pre menstrual) en el caso de la mujer.

Pero ¿en qué forma tenemos que tomar el magnesio según nuestra necesidad?

Principales tipos de suplementos de magnesio

Debemos tener en cuenta los tipos de magnesio que podemos tomar, ya que según su forma y biodisponibilidad van a tener un efecto u otro. El mejor suplemento de magnesio dependerá del beneficio que se busque.

Seguramente sea el más conocido por su alta biodisponibilidad y sus efectos sobre la mejora del sueño, la digestión, la salud de los huesos y en casos de trastornos como ansiedad o depresión. Por otro lado también es cierto que por su pH ácido puede sentar mal a personas con tendencia a acidez estomacal.

Es una forma natural de magnesio, que podemos encontrar en forma de “dolomita” perfecta para triturar en polvo. Presenta una biodisponibilidad de un 30% siendo fácil de absorber por nuestro organismo. Además, contiene un pH alcalino, por lo que actúa muy bien como protector estomacal y antiácido. Influye también en el sistema nervioso aportando sensación de calma, y en grandes cantidades actúa como laxante.

Este compuesto es altamente soluble y contiene una buena biodisponibilidad. Es comunmente tomado en casos de deficiencia de magnesio y para problemas de estreñimiento crónicos.

Tiene una buena biodisponibilidad y se toma para mejorar problemas digestivos.Tiene un menor efecto laxante que el cloruro de magnesio y no se recomienda para personas con enfermedades renales. Además, actúa sobre el sistema nervioso para favorecer la relajación muscular y la síntesis de proteínas.

  • Óxido de magnesio

Esta forma de magnesio tiene una baja biodisponibilidad (4%) y se suele emplear para tratar casos de acidez o dolores de estómago. También tiene un pequeño efecto laxante por lo que puede mejorar el estreñimiento, siempre en casos aislados y no perdurando su toma. De ningún modo es el recomendado para personas con deficiencia de magnesio.

Otros tipos de magnesio

También podemos encontrar otros tipos como el glicinato de magnesio, el malato de magnesio, el sulfato de magnesio, el orotato de magnesio y el taurate de magnesio. No obstante resultan menos comunes encontrarlos en suplementos.

Desde Yersana siempre recomendamos consultar con un médico o especialista antes de comenzar a tomar cualquiera de los tipos de magnesio que necesitemos.

Beneficios del Magnesio para la salud
Deja un comentario