El eucalipto: un gran aliado para el invierno

Las bajadas bruscas de temperatura contribuyen a disminuir nuestras defensas y se abre la puerta a las gripes y los resfriados, tan habituales por estas fechas. El eucalipto es una planta medicinal perfecta para ayudar a respirar mejor cuando estamos congestionados gracias a sus beneficios para tratar enfermedades que afectan a las vías respiratorias.

Complementos para prevenir y tratar catarros

Para prevenir los virus es recomendable reforzar nuestro sistema inmune, pero si por el contrario nos ha pillado desprevenidos, existen numerosos complementos naturales elaborados a base de plantas que nos pueden ayudar a combatir los síntomas.

La jalea real es uno de los complementos estrella de la temporada gracias a sus cuantiosas propiedades beneficiosas para la salud. Su aporte vitamínico es fundamental para reforzar nuestras defensas y aportar un chute de energía tan necesario para estados griposos, malestares o fatigas.

También resultan muy efectivos el propóleo, que también lo fabrican las abejas, el jarabe de pino, la equinácea, de la que ya os hablamos en nuestro post del Composor 8, y el eucalipto, ambos muy empleados para tratar problemas relacionados con el sistema respiratorio como la faringitis, la bronquitis, la sinusitis, etc.

Esencia de eucalipto

El eucalipto es una planta con diversas propiedades y puede tratar nuestro organismo a nivel interno y externo. Funciona como un gran antiséptico de las vías respiratorias, expectorante, balsámico, antitusivo, febrífugo (ayuda a bajar la fiebre) y descongestionante, ayudando a mejorar muchos procesos catarrales.

Extracto de eucalipto

Cuando se ingiere su extracto concentrado se recomienda tomar varias veces al día unas pocas gotas, de 2 a 5 aproximadamente, ya que se trata de la esencia pura de la propia planta. Esto nos ayudará a expulsar la mucosidad, reducir y aliviar la tos, y calmar la garganta en caso de irritación.

Para un uso externo, se recomienda su aceite esencial. La cantidad a utilizar es la misma, de 2 a 5 gotas, y, en función de cómo se vaya a emplear, se mezclará o no con otro líquido. Lo podemos aplicar en el pecho para ayudar a descongestionar las vías respiratorias. Para ello se deberá mezclar con una pequeña cantidad de otro aceite o crema.

En caso de que busquemos más su efecto por medio de la inhalación del vaho bastará con rociar unas gotas en nuestro humidificador, o calentando la mezcla con agua en un cazo. Aquí la cantidad de esencia de eucalipto puede variar en función de la cantidad de agua que se utilice.

La planta de eucalipto tiene numerosas propiedades para tratar la congestión de estados catarrales.

Deja un comentario