regalos

  • Lámparas de sal del Himalaya, el mejor regalo para estas fiestas

    Estas Navidades regala lámparas de sal del Himalaya

    Seguro que las has visto en tu centro de relajación, en casa de algún amigo o en nuestro escaparate de Yersana. Desde hace unos años, las lámparas de sal del Himalaya se han ido ganando su hueco en los hogares más acogedores. Y es que todas y cada una de ellas son únicas por su forma y su color rojizo, así como por su procedencia de la región del Himalaya.

    En este sentido, estas piezas de sal son fruto de un trabajo artesanal que comienza con la extracción de los cristales y que, tras pulirlos y darles forma, se convierten en lámparas, porta velas u otros elementos decorativos que podrás encontrar en Yersana. Pero estos minerales no solo se destinan a la creación de objetos, sino que también son muy utilizados en las llamadas “cuevas de sal” de los spas debido a sus efectos relajantes.

    El litio, la selenita y la halita son las sales del Himalaya más frecuentes en estas lámparas. Al introducir la luz, plasman el tono tan característico de los minerales y crean un ambiente muy agradable y relajado. Tanto es así, que en diversas filosofías orientales hablan de múltiples beneficios para el bienestar relacionados con la transmisión de buena energía.

    Por si fuera poco, los colores rosados simbolizan amor, pasión, energía y poder. Es por eso que favorecen la concentración y la relajación, indispensable para encontrar el equilibrio cuerpo-mente. Con ellas, tu hogar será un lugar de relax y confort donde siempre te apetecerá estar.

    En estas Navidades, no puede faltar en tu carta a Papá Noel y Los Reyes Magos una de estas lámparas provenientes del Himalaya. Con ella, tu estancia mejorará su aspecto y tanto tú como tus familiares y amigos podréis disfrutar de momentos llenos de armonía y luz.

    Propiedades de las lámparas de sal del Himalaya

1 Artículo(s)