Receta de barritas de quinoa

Barritas de Quinoa

Septiembre es uno de los meses que más cuesta. Volvemos a la temida rutina después de las vacaciones y de los excesos que hemos cometido sin querer queriendo en esos días tan largos del verano.

Mucha playa, muchos sol, muchas paellas, muchos helados... todo eso tiene una repercusión en nuestro cuerpo que necesitamos compensar. Toca volver a cuidarse pero sabemos que cuesta un poquito. Por eso, os traigo una receta de barritas de quinoa energéticas que son una delicia además de un chute de vitalidad.

La receta no es mía propia.  A los que nos guste cocinar o cuidarnos solemos hacer investigaciones por aquí y por allá. Recorrernos todas las redes sociales dónde conocemos y usamos varios blogs o cuentas. Eso sí, cuando nos ponemos a la acción siempre hacemos la receta a nuestra apetencia. Esa es la esencia: quédate con lo bueno y háztela tuya.

Así que, esta receta la vi en unos de los Instagrams que sigo. Ella es Veggieboogie (https://www.instagram.com/veggieboogie/). De obligada necesidad conocerla, de verdad de la buena.

Sin más os cuento como hice yo la receta.

Ingredientes:

ingredientes barritas energéticas

Preparación de las barritas de quinoa energéticas

1.- Tenemos que empezar haciendo lo que es la mantequilla de nuez. Necesitamos mínimo unos 200 gr para hacer un buen tarro. Eso es pelar o comprar nueces ya peladas y triturarlas en una batidora de vaso.

El fruto seco suele soltar su propio aceite pero si vemos que la masa es muy consistente podemos añadirle una o dos cucharadas de aceite de coco o incluso un chorro de agua embotellada.

2.- Pasamos a quitarles el hueso a los dátiles e intentar hacerlos puré con un tenedor. Hay que chafarlos bien chafados.

3.- En un cazo echamos 2 cucharadas de aceite de coco y cuando esté un poco caliente vertemos la mantequilla de nueves y el puré de dátiles. Esperamos que se caliente un poco y lo movemos bien para conseguir que se queden integrados. Lo dejamos en el cazo unos minutillos a fuego lento mientras que vamos removiendo a veces.

4.- Ahora es el momento de volcar la quinoa, las almendras y las semillas. Con la ayuda de una lengua vamos removiendo bien para que la masa de la mantequilla y los dátiles lo agarre bien y quede bien repartido.

5.- Una vez que lo tenemos pasamos a preparar un molde que veamos que nos cabe la masa. Yo elegí unos con las dimensiones de 23x18. Le puse papel de horno y volqué la mezcla repartiendo de manera equilibrada por todos los lados con la ayuda de la lengua. Una vez que lo tengamos lo dejamos reposar en la nevera unos 10 minutos.

6.- Por último, tenemos que fundir el chocolate negro al baño maría. Hay que llevar cuidado que no entre agua al chocolate que se funde. Cuando ya lo tenemos líquido tenemos que volcarlo encima de la mezcla que tenemos enfriándose. Dejamos que repose unos minutillos a temperatura ambiente y la metemos de nuevo a enfriar.

Una receta que no tiene ninguna complicación. Mezclar y mezclar. Cuando la partáis es recomendable hacerlo con un buen cuchillo para que el chocolate no se quiebre. Intentad hacer trocitos no demasiado grandes porque son muy contundentes y conservarlas siempre en la nevera para que luego cuando le hinque el diente estén crujientes. Son perfectas para el desayuno o a media mañana. Ya veréis que chute de vitalidad.

Resumen

    • Dificultad: fácil
    • Tiempo de preparación: 20 minutos
    • Reposo: 1 día.

 

Resultado final

Imagen principal receta de barritas de quinoa
Deja un comentario