Archivo por meses: octubre 2017

  • Comer bien es comer Yersana

    Los alimentos ecológicos y naturales son la mejor opción para comer bien.

    Cuidar nuestro cuerpo no solo nos hace vernos bien físicamente, sino que también nos ayuda a mantener una mente equilibrada. Nuestras emociones y estados de ánimo están ligados, en parte, a nuestra forma de ser y a la propia autoestima. Sin embargo, su estabilidad también depende del tipo de alimentación que llevamos, y es que, en el mercado podemos encontrar tanto alimentos cuya procedencia está plagada de agentes químicos, como los saludables alimentos ecológicos.

    Somos lo que comemos” no es solo un dicho, y es que ser feliz y tener una buena figura es el resultado de una alimentación variada y equilibrada a lo largo de los años. Eso sí, hay que tener en cuenta que comer no es sinónimo de alimentarse. Para ello, es necesario obtener los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Es decir, los alimentos son nuestro combustible.

    El problema llega cuando pensamos que estamos llevando a cabo una dieta saludable basada en la variedad de productos pero no nos fijamos en su calidad. Tener clara la procedencia de los alimentos es un pilar fundamental. Los pesticidas y fertilizantes en los vegetales, los estabilizantes y conservantes en los alimentos procesados, así como un sinfín de aditivos químicos que ingerimos día a día, hacen de nuestra dieta variada una dieta artificial, muy alejada de los beneficios que producen los alimentos ecológicos.

    La mejor opción es optar siempre por lo fresco y lo ecológico, y eso es justo lo que hacemos en Yersana: apostar por productos ecológicos y de origen orgánico de alta calidad que no dañan a nuestro organismo, sino que le aportan un sinfín de beneficios.

    Además, otra de las normas clave es controlar las cantidades de los alimentos. Comer en exceso genera sobrecargas en nuestros órganos y, de lo contrario, nos faltarían nutrientes para consumir.

    Se trata, a fin de cuentas, de encontrar el Yin Yang (aunque algunos lo llaman el Gim y el Ñam). Por eso, desde Yersanafacilitamos ese equilibrio con una amplia gama de productos y alimentos ecológicos que ayudan a conseguir una dieta rica y variada que complementa y mejora la que llevamos en el día a día. ¡Y durante los próximos dos meses, te ayudamos más que nunca a cuidar la salud de tu bolsillo con nuestras Super Ofertas!

    alimentos ecológicos
  • Sal del Himalaya para cocinar: La alternativa saludable

    Sal del Himalaya para cocinar

    Ya habíamos hablado otras veces de las lámparas de sal del himalaya como energía positiva para el hogar, pero ¿habías oído hablar de la sal del Himalaya para cocinar? Para los que aún no la conocen, se trata de la sal más natural y libre de contaminantes que hay en todo el mercado hoy en día. Está compuesta por minerales necesarios para el cuerpo humano como el calcio, el potasio, el hierro o el yodo (y por muchísimos más).

    También conocida como “oro blanco” tiene su origen en Pakistán y la encontrarás con forma de pequeños cristales de color rosáceo. Si te gusta cuidar tu cuerpo y mantener un buen estado de salud, la sal del Himalaya para cocinar es una alternativa saludable y pura. Esta contiene diversos beneficios puesto que no tiene ningún proceso de refinado. Además, posee propiedades medicinales que ayudan al cuerpo humano a lidiar con algunas enfermedades como, por ejemplo, la hipertensión o la diabetes.

    Beneficios de la sal del himalaya para cocinar

    Algunos de los beneficios que presenta la “Sal del Himalaya” son los siguientes:

    -Regula los niveles de azúcar en sangre

    -Contribuye a un sano funcionamiento de tu corazón, reduciendo el riesgo de infarto.

    -Reduce la tensión muscular, ayudando a prevenir los calambres.

    -Ayuda a normalizar el sueño.

    -Incrementa la libido de forma natural.

    -Elimina las flemas de los pulmones, evitando problemas en las vías respiratorias.

    -Actúa como un antihistamínico natural.

    -Disminuye los problemas causados por el asma.

    -Elimina la congestión nasal.

    Los usos más comunes de esta sal mineral son su disolución en agua para realizar “agua casera natural”. Asimismo, se utiliza también como sal de mesa sustituyendo a la sal común. Para este último, se necesita un molinillo con el que triturarla, aunque también puedes encontrar sal del himalaya en grano fino para introducir directamente en un salero. Este tipo de sal y otras lámparas de sal del himalaya las podrás encontrar en herbolarios o tiendas naturales.

     

    Cocinar con sal del himalaya

2 Artículo(s)