Archivo por meses: noviembre 2016

  • ¿Cómo cuidar el cabello en otoño?

    Ya estamos en otoño, y esta maravillosa estación, además de traernos paisajes increíbles, nos trae  cambios propios de la estación, como son la lluvia, que trae obviamente humedad y esto hace que baje la temperatura y comience el frío pues ya estamos casi llegando al invierno. Todo esto ocasiona en nuestro cabello muchos problemas, como que se ponga opaco y pierda su brillo natural así como el encrespamiento, por lo que hay que cuidar el cabello si o sí en esta estación.

    Esto pasa porque el cabello no está acostumbrado a este cambio de temperatura que ha comenzado, por ello como forma de autodefensa, nuestro cabello se torna seco, se quiebra o se llena de frizz.

    Todo comienza en las puntas, por ello es recomendable realizarse un corte cada 6 semanas para así mantenerlo sano, limpio y bonito.

    Algunos consejos para cuidar el cabello en otoño

    Cuando laves tu cabello trata de masajear con el champú sin rascar el cuero cabelludo o frotar de manera fuerte, pues eso solo ocasionará que tu cuero cabelludo se reseque y aparezcan algunas descamaciones que podrían dar lugar a la aparición de caspa en el pelo.

    Si el tiende a sufrir una situación de encrespamiento en esta época del año, lo mejor será que utilices acondicionadores o cremas para peinar, al igual que aceites naturales que ayudarán a que no esté seco y evitar así que se enrede.

    Una manera de mantenerlo sano esta temporada, es aplicando una mascarilla hidratante una vez a la semana, cubrir con papel aluminio y poner la secadora para dar calor, pasado 20 minutos, enjuagar y lavar como de costumbre, para así recuperar su belleza y suavidad.

    También podemos encontrar productos de cosmética natural que que nos ayudan a cuidar el cabello y mantenerlo sano y radiante de una forma saludable, así que ya sabes… Este otoño no te olvides de tu pelo y disfruta de un cabello bonito y sano.

    Cuidar el cabello en otoño

  • Pan dulce de Matcha y chocolate negro

    Quién bien me conoce (si no, te lo digo ya) sabe que tengo un ligero problema de adicción con el Matcha. Es conseguir un poco de este polvillo verde e incluirlo en todas mis recetas. Pues justo eso es lo que he hecho con ésta que os presento ahora. Hace poco ha sido mi cumpleaños y en vez de esperar una tarta he preferido cocinarme algo dulce yo. Como siempre digo... yo me lo cocino, yo me lo como.

    Mi querido té verde Matcha es una variedad de té verde de procedencia japonesa que venden en polvo de un intenso color verde y un aroma que puede asustar. En Japón es muy habitual su consumo en dulces típicos del país nipón como en dorayakis o mochis, pero lo bueno y lo mejor, es que lo podemos incluir en infinidad de recetas.

    Sobre las propiedades de este tipo de té os puedo nombrar muchísimas pero entre ellas cabe destacar, que es muy rico en pigmentos vegetales siendo muy antioxidante y depurativo, nos aporta vitalidad siendo un quemagrasas importante y tiene mucha vitamina C.

    Matcha en polvo

    El Matcha se ha convertido en un superalimento que podemos incluir en nuestra dieta y disfrutarlo plenamente. El pan dulce que hecho, lo llamo pan al utilizar harina de centeno y las semillas pero su textura esponjosa y un poquitín humedad podría pasar por un pudding perfectamente. Yo sólo os digo que me estoy desayunando un trozo todas las mañanas con un vaso de leche vegetal. Pues no hay nada que me guste más que mojar.

     

    Os cuento que necesitáis y cómo se hace.

     

    INGREDIENTES:

    PREPARACIÓN:

    1. Precalenteamos el el horno a 150º con calor por arriba-abajo y dejamos la bandeja justo en medio.
    2. En un bowl mezclamos primero el azúcar de panela con el aceite de oliva. Luego pasamos a añadir la cantidad de leche indicada y los huevos uno a uno. Batimos bien con una batidora electrica hasta conseguir que suba un poco de tamaño. Queremos conseguir espuma con los huevos.
    3. A continuación, añadimos el té verde Matcha y la canera y volvemos a batir.
    4. En otro bowl mezclamos la parte seca. Añadimos la harina de centeno con la cucharada de levadura y la sal. Pasamos a tamizarla para quitar los sobrantes de la harina y la vamos incorporando a la mezcla húmeda haciendo movimientos circulares con una barilla manual.
    5. En un plato machacamos el plátano con ayuda de un tenedor hasta conseguir un puré y lo agregamos también a la mezcla junto las nueces troceadas batiendo con la varilla de nuevo.
    6. Elegimos el molde que queramos. En mi caso, puse aceite de coco y papel vegetal en uno alargado. Volcamos la mezcla intentando repartirla por igual por todo. Ya por encima, le añadimos un puñado más de nueces troceadas y trigo sarraceno deshidratado.
    7. Lo metemos al horno y lo horneamos unos 40 minutos. El tiempo es totalmente orientativo pues depende de cada horno. Hacemos la prueba del palillo para saber cuando lo podemos sacar.
    8. Lo sacamos del horno y lo ponemos a enfriar en una rejilla primero dentro del molde. Pasados unos 5 minutos con cuidado cogiendo el papel del horno lo desmoldamos y dejamos que se enfríe totalmente.
    9. Una vez frío es momento para fundir el chocolate. Lo podemos hacer al baño maría o en el microondas. Hay que llevar mucho cuidado que no se queme y que nos quede bien líquido. Ahora bien, pasamos a ir volcándolo encima del bizcocho repartiendo bien por todas partes y espolvoreamos un pelín más de matcha para decorar.
    10. Lo dejamos templar y pasamos a meterlo en la nevera para que solidifique bien el chocolate puro.

     

    Aquí tenéis un receta sencilla y sana para disfrutar en los desayunos y meriendas. Os digo que en el momento que la cocinéis no se os ocurra decirlo porque os salen amigos por doquier que quieren probarla de lo buena que está. Recomiendo que se guarde en la nevera y que se vaya gozando cada vez que se quiera.

    Tiempo de preparación: 70 minutos

    Dificultad: Media Receta pan dulce de matcha y chocolate

  • Receta de Torta de Higos

    Receta de torta de higos Receta de torta de higos saludable

    Me encanta poder disfrutar de cada fruta en su temporada, no sólo porque es lo más natural, sino también porque es sostenible, cada época tiene sus productos y me gusta relacionar el otoño, el invierno, la primavera y el verano con sus frutas y verduras.

    El higo es una fruta deliciosa que tanto podemos tomar en su forma natural como cocinarla y disfrutar de recetas como la mermelada de higo o higos en almíbar. Sin embargo, existe una época del año concreta en la que aparecen los higos, es un periodo muy escueto de tiempo donde podemos disfrutar de esta fruta de manera natural.

    La receta de hoy, es una receta muy versátil que la puedes realizar con distintas frutas, como por ejemplo manzana y plátano, ya que la base es la misma, está hecha de harina de avena integral, uno de mis ingredientes preferidos para mis desayunos. La harina de avena se realiza a partir de granos de avena, por lo que contiene fibra soluble (reduce colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares). Además de ser super saciante, nos aporta energía, gracias a sus hidratos de carbono complejos, y vitaminas esenciales, minerales y antioxidantes.

    INGREDIENTES

    Para la base:

    • 180 gr de harina de avena integral
    • 1 cucharada de levadura
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • Ralladura de limón
    • 1 huevo y 3 claras

     

    Topping:

    • Queso de untar light
    • Higos

     

    PASO A PASO

    1. En primer lugar encendemos el horno a 220 grados y preparamos los ingredientes.
    2. En un bol añadimos el huevo y las claras a punto de nieve, la harina, la levadura, el aceite, la ralladura de limón y mezclamos hasta obtener una masa uniforme.Proceso de elaboración receta de higos
    3. En un recipiente para hornear, damos forma a la masa y la metemos 10 minutos en el horno.
    4. Pelamos y cortamos los higos en forma circular y reservamos.
    5. Sacamos la masa del horno y le añadimos una capa de queso philadelphia y colocamos los higos.
    6. Si lo deseas añade tu endulzante favorito. Os digo que en esta receta no hace falta añadir nada, ya que los higos endulzan suficiente.
    7. Por último a temperatura media-alta (180 grados) lo metes en el horno 40 minutos.
    8. Una vez fuera, a servir y a comer, sólo falta disfrutarlo perfecto para desayunos o meriendas, es muy sano y aporta mucha energía.

     

     

    Esta receta es ideal para desayunos o meriendas, debido a su gran aporte de energía y a las propiedades beneficiosas que aportan sus ingredientes naturales.

    ¿Te animas a probarla?

  • Receta de pancakes con pudding de Chía

    Un desayuno a base de chía es una buena solución frente a la fatiga y cansancio provocado por el cambio estacional. Si además le añades todos los nutrientes de la espirulina, te aseguras afrontar el día a día con energía y vitalidad.

    La espirulina es un alimento basado en cianobacterias, considerado un SUPERALIMENTO, es el alimento con más contenido proteico, mineral y vitamínico.

    ¿Cómo consumirlo? Yo incorporo una cuchara (5/10 gr) a mis desayunos, sean smoothies, yogures, porridges o pancakes.

    Os dejo una receta fácil, rápida y sencilla, que te mantendrá saciado durante toda la mañana y empezarás el día con muy buen humor.

    Pancakes con pudding de Chía

    INGREDIENTES

    Masa tortitas

      • 1 huevo
      • 1 plátano
      • 2 cs harina de avena integral
      • 1 cc de espirulina
      • 1 cc de levadura
      • Endulzante al gusto (sirope de ágave, miel, panela…)
      • Aceite de oliva o de coco.

    Relleno tortitas

    • 1 c de semillas de chía
    • 50 ml de leche de avena
    • Miel (mermelada, crema de cacahuete…)

    PASO A PASO

    1. Lo primero que debemos de realizar es el pudding de chía. En un vasito añadimos la cucharada de semillas y chía y vertemos la leche.
    2. Removemos y lo dejamos reposar en la nevera para que se hinche. En tan solo 20 minutos, se formará una especie de gel: el pudding de semillas de chía.
    3. En un bowl añadimos el huevo, la harina, la levadura y la espirulina, y batimos hasta que quede una masa homogénea.
    4. Añadimos a la masa medio plátano troceado y volvemos a mezclarlo todo, para que quede bien homogéneo y triturado.
    5. Si lo deseas añade tu endulzante favorito. (En mi caso no añado nada, no soy muy dulzona. El plátano ya es dulce y la miel la pongo como toque final.)
    6. Pones unas gotas de aceite en la sartén y viertes la masa.
    7. Vuelta y vuelta en la sartén a fuego medio/alto.
    8. Sacas el pancake y rellenas con el otro medio plátano troceado y el pudding de chía que estará listo.
    9. Como toque final, echa una cucharada de miel por encima… ¡delicioso!

    Preparación: 20 min

    Dificultad: fácil

    Me encanta desayunar y variar los desayunos, es la comida más importante del día, vamos a realizar esfuerzos durante la mañana y nuestro cerebro necesita todos los nutrientes. No hay excusas para saltárselo, simplemente hay que levantarse 30 minutos antes, es cuestión de cambiar de hábitos. Mis ingredientes preferidos son la avena y las semillas de chía, por eso veréis que están presentes en todos mis desayunos.

    Espero que disfrutéis con esta sencilla receta. Los pancakes ponen de muy buen humor y dan toda la energía que necesitas para afrontar el día.

    Receta de pancakes con pudding de chía Receta de pancakes con pudding de chía y espirulina.

4 Artículo(s)