Archivo por meses: mayo 2016

  • Receta de Pan de plátano (banana bread pudding) versión healthy

    He cogido la bonita costumbre de hacer mi versión “healthy” de los vídeos de recetas que nos invaden hoy en día en las redes sociales. Me puedo pasar grandes ratos viendo vídeo tras vídeo y guardando aquellos que van a ser victimas de mi conversión a receta saludable. Es que comer bien y encima que esté muy rico es más fácil de lo que pensáis. Sólo hay que saber cómo hacerlo. Para eso a partir de ahora, desde mi curiosidad culinaria, os voy a enseñar las cosas que hago.

    Lo principal y fundamental es tener buena materia prima. Saber elegir qué productos cambiar para que esa receta sea más saludable para ti. Algunos los llaman alimentos sustitutivos, para mi son mis alimentos de mi día a día. Es alimentación consciente. Si algo va a ser mejor para mi pues que se quede conmigo. Así que coge la bolsa de la compra que nos vamos a Yersana para ver qué necesitamos para hacer este Banana Bread Pudding, es decir, este Pan de Plátano. Perfecto para los desayunos o meriendas con una buena taza de té. Te lo digo yo que me lo he zampado enterito.

    Ingredientes:

    Preparación:

    1. Precalentamos el horno a 180º con la función de aire. Sacamos la bandeja y le ponemos un buen trozo de papel de horno que la cubra toda.
    2. Sacamos del envoltorio el pan de molde de espelta y en una tabla vamos cortando cada cuatro trozos con un cuchillo grande en pequeños cuadrados. Lo suyo es que del trozo grande lo cortemos en 9 partes.
    3. Cuando esté todo el pan cortado lo volcamos encima de la bandeja el horno. Hasta las miguitas que se nos hayan quedado. Lo extendemos bien para que el calor llegue a todos los trozos y los metemos al horno unos 5 minutos. Se tiene que quedar ligeramente tostado.
    4. Mientras tanto en un bol grande pelamos y machacamos con un tenedor los plátanos maduros. Los hacemos puré. Por eso, es importante ya que no le vamos a poner ningún endulzante más que la canela es que estén maduros.
    5. A ese puré le vamos ir añadiendo huevo por huevo. Uno a uno para que se vayan integrando bien. No es necesario batirlo mucho. Con que le demos con el tenedor por toda la mezcla haciendo movimientos envolventes sobra. No queremos espuma, queremos un pastiche.
    6. Echamos el vaso de leche vegetal y la cucharadita de canela. He puesto que sea una cucharadita pero en verdad va en función de apetencias. Es que a mi la canela me apasiona. Si pudiera echársela a todo lo haría. Además es una especie que nos ayuda a acelerar el metabolismo y controlemos los picos de insulina.
    7. En un bol pequeño troceamos la chocolatina intentando no llevarte algún trozo a la boca en porciones más o menos pequeñas. Advierto, huele de maravilla este chocolate negro. Los trozos también va en función de gustos y del utensilio que uses.
    8. Ahora vamos añadiendo poco a poco el pan de espelta tostado mientras que vamos removiendo con el tenedor. Todo el pan se tiene que quedar empapado y bien cubierto de huevo y plátano. Cuando lo tengamos volcamos también el chocolate negro y más de lo mismo. Mezclar para que se quede bien repartido.
    9. Escogemos un molde grande. En mi caso utilicé uno redondo de 32 cm desmoldable. Usamos el papel que antes hemos puesto en la bandeja para el molde. Lo pegamos bien a los bordes y vamos volcando la mezcla final. Con la ayuda de una lengua vamos extendiéndolo por todo. Es aconsejable luego pasar la lengua por el borde del diámetro para darle más forma redonda.
    10. Lo metemos al horno unos 20 minutos. Lo sacamos cuando veamos que coge un color ligeramente más tostado. Lo sabrás, se huele. El aroma a chocolate y plátano impregna la cocina.
    11. Finalmente, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde. Luego con sumo cuidado lo desmoldamos y despegamos del papel de cocina dejándolo en unas parrillas enfriar totalmente (sólo si eres capaz de no caer en la tentación de probarlo ya).

    Resultado final

    banana-bread-puding-yersana-02

    No hay nada que me guste más que desayunar. No me pongo nunca despertador, mi estómago sabe cuando nos toca levantarnos. Así que os podéis imaginar mi placentero ritual mañanero con esta receta que además me dejaba repleta de energía para afrontar todo el día. Un truquillo que hacía mientras esperaba el reposo del té era meterlo al horno un poco. Nada, unos tres minutos como mucho. Lo justo y necesario para que estuviera un poco caliente y el chocolate se fundiera un pelín. Confieso que incluso le he llegado a decir a una amiga, sólo quiero que sea mañana para volver a desayunar.

  • Patriciatedatiricia, nueva blogger en Yersana

    En ocasiones una misma manera de ver las cosas, los gustos, las aficiones comunes... en definitiva, la vida, hace que nos crucemos con personas maravillosas. Y cuando eso ocurre las sinergias aparecen y pueden pasar cosas maravillosas.

    En Yersana estamos muy contentos porque hemos tenido la gran suerte de cruzarnos en el camino Patricia con quien a partir de hoy comenzamos una nueva etapa en la sección de Recetas. Hoy comienza algo bonito que esperamos que dure y lo mejor es que nuestros lectores también se beneficiarán porque podrán conocer los secretos que esconde PatriciaTedaTirica. ¡¿Ah, pero que no sabes de quién estamos hablando?! Lee, lee...

     

    ¿Quien es PatriciaTedaTiricia?

    PatriciaTedaTiricia es food lover, foodie o comidista... ella es todos y cada uno de esos hashtags que nos han invadido en las redes sociales. Ella misma dice que le encanta comer y, por suerte, también cocinar.

    Patricia lleva un estilo de vida saludable y eso lo podemos ver en su galería de instagram. Las fotos de las recetas que prepara son fantásticas y a partir de hoy vamos a tener la suerte de colaborar con ella compartiendo sus recetas e invenciones a través de nuestor blog.

    ¿Pero que haces aun ahí leyendo? ¡Venga, cuélgate el delantal que comenzamos!

    patriciatedatiricia
  • ¿Qué es la astenia primaveral?

    La palabra astenia procede del griego astheneia y significa "falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa".  Aunque no está diagnosticada como una enfermedad, es muy común sufrirla en épocas de cambios que afectan a nuestro estado psicológico, como son épocas de mucho trabajo, estrés.

    Es muy común que los episodios de astenia coincidan con la primavera, por esta razón se suele hablar habitualmente de astenia primaveral. El paso del invierno a la primavera supone el aumento de horas de luz y cambios hormonales en nuestro organismo que nos afectan sin darnos cuenta. Muchas veces la astenia primaveral llega a coincidir con la época de alergias, por esa razón los términos alergia y astenia primaveral están muy ligados y a menudo se confunden o solapan.

    Síntomas de la astenia primaveral

    Un factor muy importante a la hora de combatir la astenia primaveral es conocer cuales son sus síntomas. Cuando identificamos las causas que provocan el malestar es más fácil ponerles remedio. El cansancio, falta de energía y vitalidad y decaimiento general provocado por la astenia primaveral muchas veces viene acompañado de otros factores y manifestaciones físicas que ayudan a saber qué es lo que nos pasa para poder remediarlo.

    Junto a la astenia primaveral pueden aparecer los siguientes síntomas que te ayudarán a detectarla y diferenciarla de un simple agotamiento:

    • Falta de energía para mantenerte activo/a todo el día.
    • Pérdida del apetito.
    • Baja autoestima y tristeza sin motivos aparentes.
    • Falta de deseo y apetito sexual.
    • Falta de concentración, olvidos y despistes sin razón.
    • Cambios de humor e irritabilidad.

    A pesar de los síntomas que acabamos de ver, no estamos hablando de un problema psiquiátrico ni de gravedad, simplemente de unos efectos pasajeros que, si bien pueden llegar a ser molestos, pueden ser fácilmente minimizados siguiendo un sencillo tratamiento.

    ¿Cómo prevenir la astenia primaveral?

    El secreto para vencer a la astenia primaveral pasa por seguir un estilo de vida con hábitos saludables que va desde seguir una dieta sana y equilibrada basada en frutas, verduras y pescado, pasando por la práctica regular de ejercicio moderado.

    La hidratación es muy importante para mantener el organismo equilibrado, por lo que es muy importante beber 2 litros de agua diarios. Del mismo modo, un descanso adecuado de entre 7-8 horas de sueño ayuda a ayuda a sentirse descansado.

    Sin embargo, en ocasiones todos estos consejos no son suficientes para prevenir la aparición de la astenia primaveral. En caso de necesitar un aporte extra de vitaminas y minerales que ayuden a combatir sus síntomas, existen complejos vitamínicos que te ayudarán a combatir la astenia y minimizar sus efectos.

    Productos como la jalea real ayuda a combatir la astenia primaveral. También existen otros muchos tratamientos basados en extractos de plantas que te ayudarán a encontrarte mejor, aquí te mostramos algunos ejemplos.

    Tratamientos para Astenia Primaveral

    Si notas que necesitas una ayudita no dudes en consultarnos y te asesoraremos en la búsqueda del remedio para la astenia primaveral que más se adapte a lo que necesitas.

3 Artículo(s)